La tradicional exposición de diseño, arquitectura, interiorismo y paisajismo, este año celebra su 34º edición. El escenario: una vivienda de los años ´50. Aquí algunos apuntes del sector del mueble.

Un recorrido a través de los 40 espacios instalados brinda detalles para tener en cuenta.

On line
En primer lugar la incorporación de dispositivos de carga y conexiones bluetooth incorporados en el mobiliario,  ya no solo en la oficina sino en los espacios de una vivienda: cocina, living, sala de juegos, entre otros. La tecnología tiene un protagonismo absoluto, aplicado en los detalles más mínimos, como en los lockers para una oficina con apertura USB. Claro es que en casi todos los objetos o artefactos se encuentra una entrada USB para cargar o  conectar los dispositivos móviles. Y, en la mayoría de los muebles la iluminación con led con alimentador o recargable.

Vintage
Las reminiscencias de los años ’50 tuvieron una marcada presencia en los espacios, reaparecieron en las habitaciones los respaldos de cama tapizados y/o de madera. Otro apunte interesante son los diseños de las patas de mesas, cualquiera sea su función: comedor, de noche, ratona, de apoyo… Un verdadero deleite de formas y líneas desafiando la inercia.

Materia
Respecto a los materiales, se conserva el uso de MDF, madera, aluminio, mármol y vidrio, en ese orden. La paleta cromática se ajustó en el rango de los neutros, claros y oscuros puros, poco estampado.

Y más
Finalmente, tal como se viene advirtiendo en las últimas ferias en Argentina, hay una destacada tendencia a encastrar en los muros, de techo a piso, las bibliotecas, los espacios de guardado abiertos, estantes, organizadores… Lo cual permite despojar la planta de cualquier elemento que obstaculice el equilibrio que se pretende generar, tal como se apreció en toda la exposición.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Instagram