Partamos de tres premisas: 1. Toda imagen o producto colocada en el espacio comunica un sin fin de mensajes que, de alguna manera, contribuyen a la construcción de cultura. 2. Los medios masivos, fijan la agenda de los temas que debatimos diariamente. 3. Los que ganan el mercado son los que evocan lo deseable, no solo las expectativas físicas, sino también sus fantasías.

 

 

Por Arq. Jonny Gallardo

Los objetos contribuyen a la construcción de la personalidad social de las personas, comunicando ideologías y preferencias o actuando simbólicamente como “comunicadores” que preceden o enmarcan una comunicación verbal. Entender esto es parte de la tarea del diseñador y forma parte del denominado “metadiseño”.

El costo del éxito
Es un lugar común pensar que hoy el consumidor goza de total libertad de elección. Esto no es cierto, se trata de una ilusión de libertad muy bien manejada y patrocinada por los medios de comunicación, la incidencia que tienen los medios en nuestras decisiones diarias es muy difícil de medir.
En el mundo de los objetos, el éxito comercial está determinado en cierta forma por el valor que el objeto simboliza. En un mercado donde existe una gran cantidad de objetos similares con las mismas prestaciones, los que ganan el mercado son aquellos que evocan en la gente lo deseable, que cubre no solo las expectativas físicas, sino también sus fantasías.

Cartagena
De Color Living S.A.

Al sistema no le interesa porqué razón el objeto se vende, lo verdaderamente importante es que se venda o sea que tenga éxito. Se trata de una interpretación propia de nuestra cultura occidental. Y la riqueza es uno de los estereotipos que desarrolla la sociedad de consumo, también propia de nuestra cultura occidental: el concepto de riqueza como símbolo de éxito y de poder.

En una sociedad basada en el consumo, los productores se esfuerzan para que la gente se enriquezca, con el objeto de poder gastar más dinero y así mantener la tasa de crecimiento económico deseada por el sistema.
De esta forma las creaciones de estereotipos pueden mal influir en el diseño de productos que no tengan en cuenta los modelos que están fuera de esos estereotipos. Es fundamental, en la búsqueda de antecedentes, liberarse de ataduras previas o imágenes estereotipadas del objeto a diseñar, aun cuando luego resolvamos que no era la mejor solución y nuestro aporte pase por otros lugares u otras formas de desarrollo.

Trento
Propuesta de Color Living S.A.

La construcción al poder
Vivimos en una interacción permanente con los edificios, espacios y objetos que nos rodean, donde no solo desarrollamos nuestras actividades, sino donde también nos proyectamos.
Colores, texturas, luz, escala, etc. más nuestra subjetividad, cargan de significado estos lugares y objetos, que a su vez se traducen en valores, conocimientos, sentimientos y sensaciones.
Las grandes construcciones del hombre, desde las pirámides hasta la conquista del espacio se valieron de espacios y objetos, que no solo representan el poder, sino que también lo construyen.
Los objetos representan aspectos culturales referidos a su origen: el diseño japonés es característico y bien diferenciado del italiano.

Sillon Malaga
Realización de La Carpin.

Debemos concluir que, para entender un diseño, debemos conocer la “cultura del lugar”, la “cultura del objeto” y la “cultura de la empresa”.
Entender no siempre es necesario para disfrutar, debemos separar como diseñadores, al usuario del profesional.
Entender un diseño es propio de nuestra profesión, que nos brinda permanentemente la posibilidad de aprender del uso de los objetos y espacios que nos rodean.

Entender un diseño es propio de nuestra profesión, que nos brinda permanentemente la posibilidad de aprender del uso de los objetos y espacios que nos rodean.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Instagram